Saltar al contenido
Show Me That

Las 10 habilidades principales que debe buscar en un ingeniero de control de calidad

Uno de los pasos más importantes en el proceso de desarrollo de software es el aseguramiento de la calidad, que funciona junto con el desarrollo mismo. Un evaluador de control de calidad no puede ser cualquiera: este trabajo es para personas responsables y de rápido aprendizaje con mentes creativas, que pueden dominar no solo las habilidades básicas de control de calidad sino también las más avanzadas.

Habilidades que todo ingeniero de control de calidad necesita

Tener suficiente conocimiento es uno de los factores decisivos, por supuesto, aunque hay ciertas cualidades y habilidades que todo buen ingeniero de control de calidad tiene que aprender para llamarse a sí mismo un verdadero profesional.

Comunicación

El objetivo de los ingenieros de control de calidad es localizar problemas y trabajar en conjunto con los desarrolladores para solucionarlos. Para que otros miembros del equipo entiendan lo que se debe hacer para resolver los problemas, los ingenieros de control de calidad deben poder transmitir y registrar cada error de manera efectiva.

Para que el proyecto siga adelante, también necesitan comunicarse de alguna manera con profesionales no técnicos.

Curiosidad

Hay mucho más en este trabajo que simplemente encontrar problemas. Además, los evaluadores evalúan la funcionalidad del producto y la experiencia del usuario. Un ingeniero de control de calidad debe ser lo suficientemente curioso como para investigar sistemas y evaluar varios aspectos del producto para hacerlo correctamente. Adicionalmente, definirán los requerimientos de los clientes así como sus necesidades.

Pensamiento crítico

Para localizar fallas e identificar problemas, los ingenieros de control de calidad deben mirar más allá de lo aparente. Esto requiere que consideren los conceptos y los casos de prueba de cerca, con frecuencia a través de la experimentación para identificar los que son más apropiados para el elemento actual. Para predecir cómo se comportarán los diferentes casos de prueba y cómo las personas podrían reaccionar ante características particulares del producto, también deben aplicar diversas mentalidades.

Disciplina

La prueba es un trabajo laborioso y meticuloso. Los profesionales en control de calidad deben poder mantener la disciplina mientras completan los trabajos con prontitud y cuidado. Ser organizado y eficaz en la realización de los compromisos es un componente necesario de la disciplina, asegurando que todo se lleve a cabo con rapidez y eficacia.

Precisión

Los títulos de estos especialistas incluyen la palabra “calidad” no en vano. Para su trabajo, la precisión es crucial. Un ingeniero de control de calidad debe ser capaz de inspeccionar cuidadosamente el software para descubrir tantos defectos como sea posible, incluso si es imposible prometer por completo la ausencia de errores en un producto. Por supuesto, las estrategias modernas de control de calidad implementan la automatización, y puede ser realmente útil, pero la precisión de los resultados debe provenir de los propios profesionales y de nadie más.

LEER
¿Las máquinas Nespresso vienen con cápsulas?

Flexibilidad

Dependiendo del proyecto exacto en el que desee trabajar, las estrategias de prueba serán completamente diferentes. Las pruebas de software requieren que los ingenieros de control de calidad sean adaptables y estén ansiosos por probar nuevos enfoques de prueba. Aunque los probadores comienzan con una determinada estrategia, es posible que de repente necesiten cambiarla para tener en cuenta nuevas características o planes; este tipo de flexibilidad es crucial.

Empatía

Los evaluadores deben estar preparados para ponerse en la posición de los usuarios para evaluar la experiencia y el punto de vista del usuario. Deben ser capaces de pensar en cómo reaccionarían los usuarios y cómo podría afectar la forma en que utilizan el producto. Para evaluar a fondo la usabilidad del producto, el probador debe tener empatía por los requisitos del usuario. Además, deben pensar en mejorar la usabilidad del producto en función de los requisitos del usuario.

Codificación

Aunque no es necesario que los probadores de control de calidad sean ingenieros y desarrolladores calificados (hay ofertas de trabajo separadas para eso), podría ser útil tener un conocimiento práctico de los lenguajes de programación de uso común. Muchos trabajos, incluida la escritura de scripts de prueba automatizados, se beneficiarán de esto, llevando su práctica al siguiente nivel. Además, hará posible que los desarrolladores de software y los ingenieros de control de calidad colaboren en el proyecto de manera muy eficaz.

Gestión del tiempo

Para acelerar el tiempo de comercialización del producto, el desarrollo de software debe completarse rápidamente. Esto requiere un esfuerzo rápido y completo de cada miembro del equipo. Los probadores de control de calidad tienen una tarea particularmente difícil, ya que tienen que evaluar el producto exhaustivamente sin retrasar el proceso. Se necesita experiencia en gestión del tiempo para esto.

Capacidad de análisis

Excelentes habilidades matemáticas son extremadamente esenciales para el trabajo de un ingeniero de control de calidad. Deben poder examinar cada faceta de un sistema o elemento para encontrar posibles fallas que puedan afectar su funcionamiento en su conjunto y la forma en que los usuarios reaccionan ante él. El ingeniero también debe ser capaz de identificar las ventajas del producto para que el equipo del proyecto pueda aprovecharlas al máximo.

En resumen, un buen ingeniero de control de calidad debe ser:

  • bien educado en su campo de especialización.
  • bueno con los plazos.
  • abierto a la colaboración.

Cuando evalúes tus habilidades, primero asegúrate de ser honesto contigo mismo. Como evaluador, debe conocer mejor la psicología de las personas y ser un poco creativo cuando se presente la oportunidad.